Loading...

En el barril está el secreto del sabor del ron

En el barril está el secreto del sabor del ron

El ron llegó a América a partir de un vástago de caña que fue traído por Cristóbal Colón a América en 1493 y se lo entregó a los indígenas para su cosecha, lo que más tarde permitió a países caribeños, centroamericanos y suramericanos, como Brasil, Venezuela y Colombia, producir este licor. Así lo contó Hugo Álvarez Builes, el maestro ronero de la Fábrica de Licores de Antioquia – FLA-

En 1919, la FLA es legalizada mediante una ordenanza que permitió la producción de aguardientes y rones, sin embargo, solo hasta 1937 obtuvo una estructura ronera y logró sacar sus primeros productos con ediciones únicas: El ron añejo y el ron seis años.

El Ron Medellín es un licor seco y natural que muestra lo que solo el tiempo y la madera hacen de él a diferencia de los macerados, que se originan al cambiar sus propiedades naturales para darles un sabor distinto, contó el maestro ronero de la FLA.

Con el lanzamiento de Ron Medellín 5 años, se dio a conocer que los diferentes productos de ron de la FLA no contienen azúcar y esto se debe a que los mismos no cuentan con procesos de maceración, lo que permite identificar el sabor natural que el respectivo tiempo de edad hace en este licor.

Por su parte, Hugo Álvarez expresó que en Colombia hay categorías de rones dadas de acuerdo al tiempo de añejamiento de este licor.

Los más conocidos son los rones blancos, que permanecen seis meses en el tonel (barriles de madera); los rones viejos, que se quedan en el recipiente un año, y los rones añejos que son aquellos que tienen tres años como mínimo en la barrica.

La FLA ha contado siempre con la presentación de rones añejos y garantiza dicho proceso a través de la certificación dada por el Icontec como garante de su edad y la calidad de sus procesos.

“En el tonel existe una sinergia entre la madera y el alcohol, para transformarlo en la suavidad y textura del ron. Lo que ocurre dentro del tonel es la magia de transformar el alcohol en matices y aromas: El líquido inicialmente transparente se torna en un abanico de colores ambarinos”, puntualizó Álvarez.

La FLA cuenta hoy con 168.000 toneles de robles americanos, madera que ha pasado por cuatro estaciones y que de forma natural adquiere elementos y matices que al entrar en contacto con el ron brinda un aporte en aromas y sabores para la parte sensorial que brinda esta bebida.

De igual modo, estos toneles se encuentran resguardados en cuatro grandes bodegas de añejamiento que cumplen con unas condiciones de temperatura, humedad y luz particulares para la obtención de un añejamiento natural.

“El tonel se llena hasta arriba. La madera respira: En el día se dilata o se expande y en la noche se contrae por el frío. Es un pulmón la madera con el ron. Si no hay oxígeno no se puede dar el proceso que requiere microoxigenaciones para que el alcohol se oxide y se presente la esterificación que le da el sabor”, señaló Álvarez.

El Ron Medellín está categorizado como el número uno en ventas en Colombia, además ha recibido diferentes reconocimientos internacionales como el ITQI (International Taste and Quality Institute) y el Monde Selection. 

Artículo y imagen tomados de kienyke: https://www.kienyke.com/tendencias/viajes-k/fla-historia-del-ron

By | 2018-05-02T20:58:40+00:00 marzo 21st, 2018|Actualidad|0 Comments
Recuperar contraseña
Escribe tu email.
El sistema te enviará una nueva contraseña a tu email.

Debes tener 18 años para visitar este sitio.

Verifica tu edad

/ /